Nuevo

El Pequeño Juan

El que te apachurró atrás del zaguán…GM33_frankymostroLo que nos encanta del mundo de los coches modificados es que cuando a alguien se le mete en la cabeza un proyecto, no hay manera de sacarlo hasta que se arma, por más orate y absolutamente imposible que éste sea. Solamente hace falta determinación, imaginación y una cartera sin fondo para hacer realidad cualquier locura.

 

Es el caso de este impresionante camión GMC que trabajaba en Gringolandia como plataforma para cargar accidentados, hasta que se accidentó (maldita ironía) y salió a subasta, donde Yuri lo agarró a precio de ganga con la firme intención de hacerse una camioneta como ninguna otra.

 

Luego de conseguir algunas partes más y de traerse todo desde los “Unaites” literalmente en pedazos, ya que por el tamaño y peso no había manera de pasarlo de una pieza (el chasis tuvo que ser cortado en dos), inició la transformación en una de las trocas personales más radicales. La intención era hacer una pick up doble cabina de lujo, estilo RAM Laramie o Lobo King Ranch, pero tamaño caguama.

 

Para esto la cabina GMC Top Kick gringa se montó en un chasis de un camión GMC Kodiak nacional, y se instaló una caja de Silverado estilo California. Las defensas Fab Fours metálicas reemplazaron a las originales para darle ese toque malévolo y “mad maxiano”.

 

Hay que decir que esto puede sonar muy fácil, pero hacer que toda esa pedacería pareciera camión otra vez tomó mucho tiempo y esfuerzo, ya que no hay muchas refacciones para un vehículo que en realidad no existe en México, por lo que muchas piezas tuvieron que importarse y otras conseguirse en el mercado de los tractocamiones. Así que si te quejas de que no hay piezas para tunear tu nave, imagínate por lo que pasó Yuri.

 

Pero poco a poco el fundamento del proyecto fue quedando en su lugar, y una vez que el motor Caterpillar C7 turbodiesel prendió sin broncas, comenzó el proceso de detallado y terminado, que incluyó un interior completo en piel y con suspensión de aire en cada asiento, para que sientas que andas como en una nube aunque vayas pasando por encima del Fiat 500 del vecino. El tablero y todo el trim interior es de madera.

 

Para que esta cosa rodara se conservó la suspensión de aire del Kodiak pero se cambió la transmisión manual por una automática. Los rines delanteros son ¡de revolvedora! Y los rines traseros son de tractocamión, para acomodar el setup de doble rodada que aprovecha perfectamente las salpicaderas ensanchadas de la batea californiana. Un winch para jalar hasta cinco toneladas y media es el perfecto toque final para esta monstruosidad.

 

 By: Maxi Tuning

[wzslider]

2 Comentarios

  1. You have mentioned very interesting points! ps nice website.

  2. Some truly great articles on this website , thanks for contribution.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: