Sin duda alguna, este auto es el clásico «Lobo Feroz» disfrazado de la abuelita de Caperucita. Con casi 300 caballos de fuerza, te garantiza que siempre saldrás bien librado en cualquier arrancón, carrera, pista, terracería… etcétera.

¡Corre video!