Hyundai nos hizo pasar un buen rato, hasta que nos tuvimos que cambiar el pañal…