Me llega el rumor de que los billetudos dueños de los Delfines de Miami y del París Saint Germain, pretenden sentarse con el viejito Ecclestone para adquirir una buena cantidad de acciones de la F1. La onda es que quieren gastarse su dinerito (unos 8,000 millones de euros) para ser los socios mayoritarios y con eso, empezar a buscar hacer más próspero el changarro.

Stephen Ross, que nada tiene que ver con Bob Ross, aquel pintor de los 90’s, es el dueño de RSE Ventures, quienes se están asociando con Qatar Sports Investments, dueños del París Saint Germain, el equipo de futbol que siempre pierde con el Barcelona en la Champions. Bueno, la onda es que quieren agregar un nuevo negocito para ellos y la F1 ha sido señalada.

Tanto Ross como Nasser Al Khelaifi, dueño de Qatar Sports Investments, desean que Ecclestone siga siendo quien dirija el rumbo de la F1, ya que saben que él es quien la ha hecho la categoría reina del deporte motor.

Si se llega a dar la venta, teóricamente la F1 tendría nuevos socios mayoritarios y Ecclestone tendría ya más tiempo para dedicárselo a su esposa brasileña Fabiana. Él, multimillonario en libras esterlinas de 84 años, ella, bella brasileña de 35, son una muestra del amor puro y sincero.

[Best_Wordpress_Gallery id=»31″ gal_title=»F1″]