image

Entérate de las sorpresas con las que contará el nuevo Ford GT y nadie te había dicho.

Ergonomía

Todos los componentes del Ford GT están diseñados para moverte rápido.

Así que todos los instrumentos fueron científicamente colocados para su rápida lectura.

Las paletas de cambios estarán colocadas en la posición ideal para que tus deditos no se cansen de subir y bajar velocidades.

La mayoría de los instrumentos estará a la derecha de la columna de dirección, para facilitar la vista estilo Fórmula 1 y no te distraigas cuando vayas a más de 200km/h.

Motor

Montado a unos centímetros de la nuca del suertudo conductor, habrá un V6 EcoBoost de 3.5 litros turbo que hará 600 HP, que con una vuelta de tornillo seguro le sacan 1,000.

Las computadoras especiales y diseñadas solamente para este modelo tendrán mucho que ver para alcanzar tanta potencia con una velocidad de 100 GB por segundo. Son 25 computadoras que manejarán 10 millones de líneas (más que un avión moderno).

Si no lo quieres usar en pista, el Ford GT tendrá varios modos de conducción: Normal, Sport, Wet y Track para sacarle al mismísimo satanás de las entrañas, aparte de un launch control para ponerte bravo en los semáforos.

Materiales

Ni la NASA imaginaría de qué estará fabricado este bebé, a diferencia del Ford GT del 2005 que su principal material era el aluminio. El 2007 le dará gusto a la fibra de carbono y al aluminio de alta resistencia, otorgándole una rigidez nunca antes vista en un vehículo de este tipo.

Diseño

Las curvas del GT no solo nos hacen suspirar con sus siluetas, todas y cada una de ellas son funcionales, incluso Ford bautizó la parte posterior del auto como trasero volador (Flyin Butress) que reduce la turbulencia a las velocidades que se espera ande este EcoBeast Monster.

Llenar los zapatos del 1-2-3 conseguido en Le Mans no será nada fácil, pero es el mensaje que quiere dar Ford al mundo con sus nuevos materiales, motorización, diseño y, sobre todo, actitud.