image

¿Un hiperauto mexicano? Sí, el Inferno Exotic Car fue presentado en la Expo Santa Fe, con la misión de competir con los mejores a nivel mundial.

Para la creación de este vehículo participaron grandes empresarios, científicos e ingenieros mexicanos, que formaron la firma LTM Hot Sport, la cual gracias a la colaboración de marcas aztecas, estadounidenses e italianas se está llevando a cabo con este gran proyecto. Y a pesar de que los autos que han sido de desarrollo mexicano no han tenido gran éxito, se han ido ganando un lugar en el mundo automotriz.

El diseño del exterior es realmente sorprendente, al verlo a primera vista se destacan las líneas en este modelo, los elementos aerodinámicos y estéticos, como la gran toma de aire superior, o esas formas en el cofre y puertas que le dan un aspecto agresivo y musculoso.

Lo mejor de este Inferno Exotic Car es su carrocería, construida a base de una espuma metálica llamada Metal Foam, la cual consiste en una aleación de zinc, aluminio y plata, que es capaz de absorber golpes y estirarse hasta 100 veces su tamaño. Ésta fue desarrollada por el científico mexicano Said Robles Casolco.

Bajo el cofre, este Inferno estará súper vitaminado con V8 Biturbo, capaz de desarrollar 1,400 HP y 670 Nm (495 lb-pie) par de motor, logrando el 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, con una velocidad máxima de 395 kilómetros por hora.

El carro será ensamblado en Italia, en colaboración con empresas especializadas en el mundo automotor. Todavía no se sabe nada sobre su precio, de su producción se espera que alcance unas 30 a 40 unidades en el 2016.