image

Podría parecer que este modelo sería el reemplazo de la Gran Vitara pero no, de hecho coexistirán felices en la familia de Suzuki.

Por fin llega a nuestro mercado la nuevecita Vitara directa de tierras húngaras. Este ejemplar enamora con un look bastante moderno y con líneas alegres, que además de dilatar la pupila de varios, hiere a muchos otros al ser comparada de inmediato con la Land Rover Evoque.

Si bien esta controversia es válida, los ceros en la factura dejan muy en claro que son opuestas en accesibilidad.

La mecánica es noble y muy ruda, de esas que se crecen al castigo y ahí de la que prenda un testigo en el tablero, pues ni el harakiri salvaría su honor.

El motor 1.6 de 118 HP cumple sin ser espectacular, aunque ya encarrerada, se pueden alcanzar velocidades impresionantes para su segmento.

Habrá 2 opciones en transmisiones, la automática de 6 cambios con paletas en el volante para juguetear, y una manual de 5, para los pocos hombres rudos que quedamos en este mundo.

También la versión equipada con el sistema AllGrip, llegará a México con un sistema muy eficiente para llevarla al campo, o alguna inundación del Periférico sin problema alguno.

Su llegada a las agencias de Suzuki en México será el 7 de octubre, con 4 diferentes versiones, con precios que van desde 264,900 a 349,900 pesos, con 7 bolsas de aire y 5 estrellas en prueba de choque en todas las versiones.