Hace unos días, se presentó un nuevo integrante en la familia de Toyota México.

Hablamos del ya conocido Prius que, para muchos, es la esperada cuarta generación de este híbrido a nuestro país.

Y llega, realmente, muy competitivo a los distribuidores, para dar mayor pelea a sus rivales en su segmento. Ya que su fuerte es el alto rendimiento de combustible (que oscila en los 20 km/l), y una nueva forma de manejo, su relación costo-beneficio es el «as» perfecto guardado bajo la manga de Toyota.

Afortunadamente, hay gustos para todos. Y en México, los híbridos comienzan a ser una realidad, ofreciéndonos grandes ofertas para así fortalecer su mercado en nuestro país.

Cuando conozcas el recién llegado Prius 2016, te dejará electrificado, ya que luce en el exterior una carrocería más deportiva y robusta, así como menos peso y un centro de gravedad más bajo. Con esto hace a un lado las críticas anteriores, que aseguraban era lento y aburrido. Pero eso ya es historia pues viene totalmente renovado. En cuestión de seguridad, incluye ocho bolsas de aire y frenos con ABS.

Es impulsado gracias a un motor eléctrico que, en conjunto, trabaja con cuatro cilindros de combustión interna, los cuales entregan 95 HP y 105 lb-pie de torque, acoplados a una transmisión automática.

Hay dos versiones para elegir. Su costo inicial será de 339,700 pesos y 399,000 el tope de la gama alta.