La receta de la abuela

¡Serías un pésimo nieto si no te gustaran los muscle cars luego de que tu abuela tuvo su cochera llena de Mopars!

Nuestro amigo Mario vive, respira y hasta suda muscle-cars. Le han llegado a decir que más que aficionado, está medio enfermo… y él ha respondido “¡Gracias! Yo creo que no tengo cura”. ¿Y cómo quieren que tenga cura si la enfermedad se plantó desde chavito, viajando en el Coronet, Dart GTS o Super Bee de su abuelita, a quien siempre le gustaron los Chrysler?

Esas experiencias marcaron a Mario de por vida, por lo que siempre supo que algún día seguiría los pasos de su abuela y tendría un muscle car de Chrysler en su cochera. Y ese día llegó cuando vio en un show de Texas un Demon 340 1972 que lo dejó obsesionado con tener uno. La bronca es que el Demon nunca se vendió en México, y los precios de los Demon originales –como todos los Mopar- andan bastante altos, así que Mario optó por la mejor solución: hacerse el suyo a su gusto.

Lo primero fue encontrar un Duster 72 nacional que sirviera de recipiente para el Chamuco. Al principio la labor de encontrar piezas se enfocó en partes de Super Bee nacional para el interior –consola, volante, tablero- y el exterior –las clásicas tomas de aire y tacómetro- pero un extraordinario hallazgo al sur de Luisiana facilitó muchísimo la labor, ya que precisamente un Demon 340 bastante sacudido por el huracán Katrina (pobre) estaba disponible. La carrocería estaba toda mueganeada y prácticamente no servía de nada, pero el tren motriz estaba intacto y listo para ser importado pieza por pieza hasta el DeFectuoso donde Gary, su mecánico de confianza, tiró el 6 cilindros original a la basura y le metió todas las tripas del demonio al Duster.

Con el 340 “small block”, la caja de 4 velocidades al piso y el diferencial ya montados en el Duster, era hora de preocuparse por el estilo, y vaya que a este coche le sobra. Lo primero que llama la atención del coche es lo bajo que rueda, y para lograr ese fenomenal “stance” toda la suspensión fue modificada e incluso el diferencial fue recortado para poder meter las gordas llantas traseras casi a ras de la salpicadera. El toque final son los rines American Racing Torque-Thrust con tapas custom y birlos de uso rudo, que le dan un look muy distinto a la clásica copita cónica que todo el mundo trae con esos rines. Los emblemas y la decoración correctos de Demon completan la transformación.

El interior del coche es básicamente el de un Super Bee nacional y ha sido restaurado en su totalidad, el vinil todavía huele a nuevo. La famosa palanca “en chanfle”, la consola, el volante, el tablero con todo y velocímetro de 240 km/h, los asientos, todas son piezas de Super Bee mexicano, y conseguirlas fue una verdadera odisea pero valió la pena, pues si hay un interior bien fregón es el de las Super Abejas nacionales, ni los Duster Twister gringos tenían una cabina tan deportiva y equipada.

Y así es como este Duster se transformó en un Demon con una pizca de Super Bee. El resultado es una chulada, y el siguiente paso es comenzar a modificar el motor para que jale más machín, porque siendo sinceros, la potencia de un 340 ya no asusta a nadie en estos años en que un 4 cilindros turbo produce los mismos caballos que un V8. Pero ese proceso llevará algo de tiempo, ya que Mario quiere compartirlo con sus hijos. Es plan con maña, claro. Quiere dejarlos igual de enfermos que su abuela a él, para que algún día cuiden de este auto y se armen el suyo propio. ¡Es mejor herencia que una caja de centenarios y un terreno en Acapulco!

Valiant Duster 1972

Motor

Tipo: V8 “small block” de 340 ci.

Potencia: 280 hp, 320 lb/pie de torque.

Modificaciones: Swap a motor 340 completamente original.

Transmisión:

Tipo de Caja: Manual de 4 velocidades Mopar A833.

Traccion: Trasera.

Modificaciones: Swap a transmisión y diferencial originales de un Dodge Demon 1972, diferencial recortado.

Suspensión:

Amortiguadores: KYB de gas.

Otros: Resortes Hotchkis, barra estabilizadora delantera.

Frenos: Delanteros de disco, traseros de tambor.

Rines: American Racing Torque-Thrust D.

Llantas: BF Goodrich Radial T/A.

Carrocería

Modificaciones: Tomas de aire y tacómetro de Super Bee, decoración y emblemas de Dodge Demon.

Interior

Modificaciones: Swap completo a interior de Super Bee nacional, incluyendo asientos, tablero, indicadores, consola y volante, emblemas de Dodge Demon.

Sonido

Unidad Principal: Mopar Power, baby!

Powered by: Huracán Katrina, la abuela de Mario y el Gary.